Los influencers artificiales: El futuro de la realidad virtual que se ha tomado el marketing

Por: Equipo Editorial Penta

Los filtros que nos ofrecen las diferentes redes sociales y smartphones han sido hasta ahora los protagonistas en los últimos tiempos. Sin embargo, el arte artificial (música, influenciadores, fotografía) está floreciendo de una manera rápida y sin precedentes.

¿Es una persona real o es realidad artificial?

Influencers artificiales

Es una mujer 100% virtual que solo existe en el universo digital. Los sonidos que emergen son generados por inteligencia artificial. O, dicho de otra manera, todo en ella es artificial.

Lo más interesante de este tipo de influencers es que no están inspirados en una persona en específico, son creados con una fisonomía autónoma, buscando así autenticidad del producto. Como cualquier ser humano, los programadores detrás del influencer artificial le crean un estilo de vida, una personalidad y una dinámica social, haciendo de este tipo de humanos artificiales un atractivo para las marcas.

Es evidente que seguirá habiendo influencers de carne y hueso, pero lo cierto es que cada vez más marcas se inclinan por este tipo de influencers para mostrarle al mundo su producto.

El arte artificial en otros escenarios

El arte del computador, como es catalogado por varios expertos, lleva ya mucho tiempo entre nosotros, a la hora de componer «jingles» para anuncios, sintonías pegadizas para supermercados y composiciones para programas de televisión.

Para alumbrar la canción perfecta los desarrolladores nutren a los sistemas de inteligencia artificial de temas de todo tipo de artistas (100% reales). Toda forma de música popular ayuda a la inteligencia artificial a pulir su talento musical.

La empresa OpenAI ofrece, por ejemplo, en su «Jukebox» música de todos los géneros engendrada íntegramente por ordenador que en ocasiones es casi indistinguible de las canciones que podrían alumbrar humanos de carne y hueso.

¿Contratarías un influencer artificial para tu marca?