Cómo la realidad virtual ayuda a combatir el sexismo en el trabajo

Por: Equipo Editorial Penta

El dilema del sexismo en el ambiente laboral ha inducido al nacimiento de varios movimientos que denuncian dichos actos, como el reconocido #metoo un hashtag especialmente creado para denunciar acciones sexistas.

Las empresas se preocupan cada vez más por promover un ambiente laboral de respeto e igualdad, por ello capacitaciones, entrenamientos y dinámicas en equipo son comunes a la hora de tratar de contrarrestar este fenómeno.

Un entrenamiento de este tipo tiene un elevado costo para las empresas, sin embargo el NO hacerlo puede también significar un grave error para las empresas que se pueden ver inmersas en diferentes tipos de escándalos.

Las plataformas virtuales se han convertido en aliadas para combatir el sexismo

¿Y si la realidad virtual es una respuesta a estos dilemas?

Pocas personas conocen el verdadero significado del sexismo, pues es un término relativamente nuevo y que en décadas pasadas era considerado algo “normal” incluso “cómico”.

A partir del año 2015 el código internacional del trabajo en su artículo 1142-2-1 incluyo un apartado específicamente dedicado a este fin así: “Nadie será sometido a una conducta sexista, definida como cualquier conducta relacionada con el sexo de una persona que tenga el propósito o efecto de atentar contra su dignidad o de crear un ambiente intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo”

Frases como “Marc debería ir al gimnasio, es un auténtico mariquita”, “Hola preciosa”, «Estas enojada hoy, ¿tienes tu período? Todavía no vamos a poner a Sarah a cargo del departamento de sistemas de información, necesitamos un poco de testosterona para manejar a los Geeks», son sexistas y deben ser denunciadas con el departamento de Recursos Humanos de la compañía.

Hoy en día 8 de cada 10 mujeres son víctimas del sexismo en el trabajo y solo el 18% consideran que su empresa está tomando acciones para contrarrestar este comportamiento.

¿Cómo puede ayudar la virtualidad?

Empresas europeas han desarrollado soluciones de realidad virtual para luchar contra los estereotipos en el trabajo. 

En lugar de explicarle a las personas qué es un comportamiento sexista, los pone en los zapatos de Zoe, una joven ejecutiva de una empresa que vive situaciones de rechazo y sexismo. 

Esta experiencia se completa con un módulo interactivo en en RV, en el que son sometidos a diferentes tipos de comportamientos sexistas, para que sientan de manera única y vivencial el sexismo, en esta interacción virtual se explica la ley y además se brindan las claves para actuar y recopilar datos.

En solo 15 minutos y a través de una herramienta interactiva y virtual los empleados de su empresa pueden ser concientizados y aprender sobre el sexismo y sus consecuencias.

Desde Stanford hasta Google, pasando por la Universidad de Lyon 2, han surgido muchos estudios sobre el impacto de la realidad virtual en la empatía y el aprendizaje. La principal ventaja de temas como el sexismo es que crea un «engaño» para el cerebro. Interpreta las situaciones vistas como verdaderas y las registrará en su experiencia emocional y, por lo tanto, en su memoria a largo plazo. Un año después de vivir esta experiencia de realidad virtual, los participantes habían retenido el 80% de la información. Además, el 60% fue capaz de reconocer y reaccionar ante comportamientos sexistas.

Finalmente, la realidad virtual llegó para quedarse y muchas empresas la están integrando como parte fundamental de su día a día.

¡Comparte!